Popolio, mi cobayo psicópata

09/28/2010 at 10:10 PM 2 comentarios

Tengo que confesar algo… Tengo 2 cobayos machos, el porque los tengo se debe a que, siendo un hombre que vive solo, quería una mascota fácil de manejar, y ya que un gato no estaba dentro de mis planes, adquirí un cobayito (que mas tarde me entere que era macho) y lo llame Popolio.

Mis cobayos mal dibujado, Popolio y Causcasico

El tema es que el probrecito se sentía muy solo, estaba triste a un costadito, me dí cuenta de que necesitaba un amigo con quien jugar mientras yo estaba ausente en la casa, lo que no sabia es que dentro de él se ocultaba un psicópata.

Popolio triste

Entonces para no meter la pata antes de meter dos cobayos machos en un mismo espacio, busque por 10000 foros y paginas especializadas en cobayos para saber si era posible tener dos cobayos machos sin problemas. Todos decían que si, es más si compraba uno recién nacido mejor, ya que enseguida cada uno asume sus roles.

Un ejemplo de los miles de foros que visité

Entonces armé una nuevo corral con dimensiones adecuadas, y compré uno chiquito para que sea su amiguito y lo llame “Causcasico”.

Popolio y el nuevito

Bueno, no era tan chico. Apenas los puse juntos todo bárbaro: felices jugaban, saltaban, dormían juntitos, se acicalaban y demás cosas que hacen los cobayos que si lo hacemos los hombres quedaríamos un poco mmm… gay.

Pero como dije previamente, estaba antes un cobayo psicópata, por lo que un día note que lo empezaba a olfatear al chiquito y hacía un ronroneo que según estuve viendo era el de macho dominante, la cosa no pasaba a más ya que el otro era chico y aceptaba su rol.

El psicopata empezó a hacer a mostrar su comportamiento

Lo que si notaba era que se estaba cansando un poco de los constantes acosos del otro. No era durante 5 minutos, era todo el reverendo día que lo olfateaba. Imaginate vivir con otro tipo que este todo el día olfateandote la cola… Y llego el día de que Causcasico creció y se volvió sexualmente activo.


El día de la hecatombe

Y bueno, paso lo que debía pasar (que según todo el mundo era improbable y que justo yo tuve el caso aislado mas difícil que ocurra)…

Yo soy el macho alfaaaaaaaaaa!!!!!!

Si antes lo olfateaba, ahora directamente se acercaba y giraba alrededor con vehemencia, hasta que un día, Causcasico se hartó y se enfrentaron en un duelo a todo o nada. Se miraban fijo, giraban, y amagaban con morderse. No pasó a mayores porque lo saqué a uno de la jaula, pero apenas lo ponía, venía el psicópata a acosarlo de nuevo, el otro de nuevo en un principio se asustaba, luego se enculaba y finalmente se enfrascaban en una batalla por el honor de ser el mas oloroso. Y así un bucle infinito que nunca llegó a mayores porque los separaba a tiempo. Ahora si tuviera que apostar por quien gana, jugaría todo por el psicópata.

Pero bueno finalmente la solución fue separarlos con una reja en el medio para que por lo menos se vean… el tema es que el psicópata cada tanto intenta tirar abajo a la cerca, con claras intenciones de reclamar como suyo la otra mitad de la jaula, y en más de una situación he notado que también contradice mi autoridad.

Mi buena relación con Popolio

Anuncios

Entry filed under: Humor. Tags: , , , .

Webcomic: Matrimonio gay en Argentina Facepalm: Justin Bieber “Soy el Kurt Cobain de mi generación…”

2 comentarios Add your own

  • 1. flordelocos  |  12/02/2011 en 11:56 AM

    jajajjajajajajaja es fantastico, yo tengo un coballito y estaba por buscarle un amigo.. ahora lo estoy dudando.. quizas le busco una novia directamente…

    Responder
  • 2. Surreal Majestad (@SurrealMajestad)  |  01/24/2014 en 3:32 AM

    😥 justo eso me pasó con el par que tenía, supuestamente eran hermanos y habían vivido juntos por más de medio año. Los mío sí peleaban a mordidas y se dejaban sangrando, hice lo mismo que tú y les puse la reja.
    Todo parecía estar bien hasta que uno con gen de rata aprendió a brincar la reja y se pasa del otro lado a pelear. No sólo eso, sino un día que dejé la jaula abierta salió brincando a estrellarse a la pared y perdió los dientes. Por si fuera poco después terminó atorado en la reja y casi muere asfixiado… Después de eso les quité la reja y parece que el más pequeño (al que le habían sucedido todos los desastres) aceptó someterse. Pasó casi y un mes y la historia del olorcito se repitió hasta que el más grande murió hace poco de manera que no me explico aún…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendiarioooo

septiembre 2010
L M X J V S D
« Jul   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Twiteando con Mirta Legrand


A %d blogueros les gusta esto: